Infertilidad: Definición, síntomas, causas y tratamientos

La infertilidad es la incapacidad de concebir un hijo de manera natural después de mantener relaciones sexuales sin protección durante un periodo de tiempo regular. La infertilidad también puede referirse a la incapacidad biológica de un individuo para conseguir la concepción, o de una mujer que no puede llevar un embarazo a término.

Infertilidad

Causas de infertilidad

Para que una mujer pueda quedar embarazada se deben suceder una serie de complejos procesos de ovulación y fecundación sin problemas en ninguna de sus fases. Una alteración en cualquiera de estas fases puede dificultar el embarazo. Algunas de las causas de la infertilidad pueden ser congénitas (presentes desde el nacimiento) y otras pueden aparecer a medida que la persona va creciendo.

Existe la creencia de que la infertilidad es un problema que afecta principalmente a las mujeres, pero lo cierto es que los porcentajes están muy repartidos entre ambos sexos, en concreto:

  • En un 33% la causa de la infertilidad está asociada al hombre
  • En un 33% la causa de la infertilidad está asociada a la mujer
  • En un 10% de los casos, ambos sexos están involucrados
  • En el 24% restante no se pueden identificar las causas de la infertilidad

Puedes leer más sobre este tema en nuestro artículo Causas de infertilidad.

Síntomas de infertilidad

El principal síntoma de infertilidad es que la mujer no se queda embarazada a pesar de mantener relaciones sexuales sin protección. Que aparezcan más síntomas de infertilidad dependerá de la causa que la provoca.

Los síntomas varían entre los hombres y las mujeres, así, los síntomas en la mujer pueden incluir:

  • Menstruaciones anormales

  • Menstruaciones irregulares

  • Amenorrea

  • Dismenorrea

  • Cambios en la piel
  • Aparición de acné
  • Crecimiento de pelo en labios, pecho y/o barbilla

En el hombre, los síntomas pueden ser:

  • Semen amarillo o verdoso
  • Manchas rojas o marrones en el semen
  • Eyaculaciones con un olor muy fuerte
  • Eyaculaciones muy espesas o acuosas
  • Eyaculaciones con poca cantidad
  • Problemas de erección
  • Problemas de eyaculación
  • Rigidez testicular

Puedes leer más sobre este tema en nuestro artículo Síntomas de infertilidad.

Tratamientos de fertilidad

A medida que una mujer envejece, especialmente después de los 35 años, sus posibilidades de quedar embarazada disminuyen y aumenta el riesgo de aborto involuntario. Si tienes 35 años o más, es aconsejable visitar al médico para que evalue las necesidades de optar por un tratamiento de fertilidad ya que, las probabilidades de quedar embarazada disminuyen cada año.

Además de la edad, algunas mujeres jóvenes tienen algún problema que les impide quedar embarazadas. Si es tu caso, tranquila, existen tratamientos de fertilidad para una gran cantidad de los trastornos conocidos.

Hay tres tipos principales de tratamientos de fertilidad:

  • Tratamientos de fertilidad basados en medicamentos
  • Tratamientos de fertilidad basados en reproducción asistida
  • Tratamientos de fertilidad quirúrgicos

Puedes leer más sobre este tema en nuestro artículo Tratamientos de fertilidad.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.