Infertilidad masculina

La infertilidad masculina es un problema que afecta aproximadamente al 35% de las parejas con problemas de fertilidad, sin embargo, suele ser un tema tabú que los hombres prefieren no compartir en público. En algunos casos, los hombres rechazan someterse a pruebas de fertilidad para detectar la causa del problema, lo cual, dificulta el diagnóstico y la solución posterior. Es crucial que los dos miembros de la pareja se hagan las prueba que determine el doctor.

Infertilidad masculina

También es importante que los hombres se hagan la prueba en primer lugar. Aunque algunos hombres pueden querer postergarla, estas pruebas pueden evitar a sus pareja una gran cantidad de molestias y gastos innecesarios, ya que generalmente, las pruebas de infertilidad en el hombre son más sencillas y menos invasibas que para la mujer. És también una buena manera de detectar rápidamente el problema que causa la infertilidad en la pareja.

¿Qué debo hacer para solicitar una prueba de infertilidad masculina?

Si tú y tu pareja están teniendo problemas para concebir, lo primero que debes hacer es solicitar visita con tu médico, por lo general un urólogo. Después de un examen físico, tu médico probablemente ordenará un espermograma (también conocida como seminograma), mediante el cual, el médico comprobará la calidad y cantidad de los espermatozoides en el semen. Puedes leer más sobre el espermograma en nuestro artículo Espermograma.

Si el primer análisis de semen es normal, es probable que pasadas unas semanas vuelva a solicitar un segundo espermograma para confirmar los resultados. Dos pruebas normales generalmente se interpretan como que el hombre no tiene ningún problema de infertilidad. Si algo en los resultados parece irregular, tu médico podría ordenar exámenes adicionales para identificar el problema y/o iniciar un tratamiento para mejorar la calidad del esperma, que, por norma general, consiste en tomar unas vitaminas y complementos alimenticios que mejoran la cantidad y movilidad de los espermatozoides.

¿Qué trastornos puede detectar un espermograma?

De acuerdo con los resultados del espermograma se pueden detectar los siguientes trastornos en el semen:

  • Aspermia: Falta total de semen después de la eyaculación. Lee más en nuestro artículo Aspermia
  • Azoospermia: Ausencia de espermatozoides en la muestra de semen. Lee más en nuestro artículo Azoospermia
  • Criptozoospermia: presencia de muy pocos espermatozoides en la eyaculación. Lee más en nuestro artículo Criptospermia
  • Hipospermia: Volúmen muy bajo de esperma
  • Oligospermia: Baja cantidad de espermatozoides en el semen. Lee más en nuestro artículo Oligospermia
  • Astenospermia: Reducción de la movilidad del esperma
  • Teratospermia: Alto número de espermatozoides con morfología anormal
  • Necrospermia: Alto porcentaje de células muertas en la muestra

Posibles causas de infertilidad masculina

Existen diferentes trastornos que pueden causar infertilidad masculina que van, desde problemas físicos hasta problemas psicológicos que impiden realizar relaciones sexuales con normalidad. Los problemas más frecuentes en la infertilidad masculina son:

  • Enfermedades u otras infecciones de transmisión sexual: Las infecciones genitales como la clamidia y la gonorrea pueden causar infertilidad en los hombres. En estos casos, la infertilidad puede, a menudo, solucionarse mediante el tratamiento de la infección.
  • Los bloqueos, defectos de nacimiento o daños físicos: En algunos casos, los hombres nacen con bloqueos en partes del testículo u otras anomalías que impiden que los espermatozoides entren en el semen. Los traumas físicos en los testículos, la próstata y la uretra también pueden dar lugar a problemas de fertilidad. En estos casos, suele ser necesaria una intervención quirúrgica para corregir el problema.
  • La eyaculación retrógrada: En este trastorno, el semen no sale del pene durante la eyaculación, sino que entra en la vejiga. La eyaculación retrógrada puede ser causada por la diabetes, ciertos medicamentos o una intervención quirúrgica defectuosa en vejiga, próstata o uretra.
  • Enfermedades genéticas: Aunque es raro, enfermedades genéticas como la fibrosis quística o trastornos cromosómicos pueden causar infertilidad masculina.
  • Problemas autoinmunes: En algunos casos, el sistema inmunológico puede atacar por error las células espermáticas y tratarlas como si fueran un virus extraño. El esperma puede dañarse como resultado. Para estos casos, el tratamiento consiste en extraer esperma directamente de los testículos del hombre e inyectarlo en el útero de la mujer. Esta técnica es conocida como Inseminación Artificial.
  • Problemas hormonales: Ciertos desequilibrios hormonales (en las glándulas pituitaria y tiroides, por ejemplo) pueden causar infertilidad masculina. Estos trastornos suele tratarse únicamente con medicamentos.
  • Problemas sexuales: Problemas sexuales como la disfunción eréctil (impotencia) y la eyaculación precoz, pueden tener un efecto sobre la fertilidad en la pareja. La disfunción eréctil puede ser causa de problemas psicológicos como la ansiedad, culpa o baja autoestima, pero también puede ser el resultado de problemas físicos, tales como la diabetes, presión arterial alta, colesterol alto y enfermedades cardíacas. Por último, la impotencia puede ser un efecto secundario de ciertos medicamentos como los antidepresivos. Habla con tu médico acerca de maneras de tratar estos problemas sexuales.
  • Varicocele: El varicocele es un trastorno que aparece cuando las venas varicosas que se desarrollan en el escroto crecen y evitan que la sangre fluya apropiadamente. El varicocele se encuentra en el 15% de todos los hombres y hasta en el 40% de los hombres que se evalúa por problemas de fertilidad. Aunque pueden ser el causante de la infertilidad masculina, estudios recientes cuestionan si la cirugía para corregir varicocele tiene algún efecto beneficioso. Lee más en nuestro artículo Varicocele.

Otros factores que pueden causar infertilidad masculina

Además de las causas más comunes que hemos mencionado en el punto anterior, existen otros factores que pueden causar infertilidad masculina. Estas causas menos comunes pueden ser:

  • Exceso de ejercicio físico: Diversos estudios han demostrado que un exceso de ejercicio físico puede favorecer la liberación esteroides en grandes cantidades afectando a la fertilidad masculina. Evidentemente, el consumo de esteroides por motivos deportivos, tendrá exactamente el mismo efecto sobre el esperma, además de otros efectos nocivos.
  • Estrés
  • Obesidad
  • Drogas, alcohol o tabaco: El consumo prolongado y abusivo de tabaco, alcohol y/o drogas como la marihuana y la cocaína, pueden reducir el número de espermatozoides.
  • Eposición a las toxinas y los riesgos ambientales: La exposición prolongada a pesticidas, plomo, radiación, sustancias radiactivas, mercurio y metales pesados pueden afectar la fertilidad masculina.
  • Altas temperaturas: Aunque el efecto suele ser temporal, las altas temperaturas en la zona testicular podría reducir la producción de esperma. Este aumento de la temperatura puede estar causado por el uso de ropa demasiado apretada y que no deja liberar el calor, paseos en bicicleta frecuentes o por baños calientes o saunas.

Quedar embarazada con un caso diagnosticado de infertilidad masculina

Afortunadamente, en los tiempos en los que vivimos prácticamente todos los problemas que causan infertilidad masculina tienen un tratamiento para permitir que tu pareja quede embarazada. Si has sido diagnosticado con infertilidad masculina, seguramente tu médico habra escogido alguno de los tratamientos que te indicamos a continuación, en función de tu trastorno concreto.

Para un conteo de espermatozoides bajo (Oligospermia), los médicos en fertilidad suelen recomendar mantener relaciones sexuales con menos frecuencia y en el momento de la ovulación femenina con el fin de construir una mejor concentración de espermatozoides. Es más que probable que te recete unas vitaminas que te ayudarán a producir y estimular el desarrollo de espermatozoides.

En casos en los que se detectan niveles hormonales anormales, el médico puede recomendar un tratamiento hormonal.

Para los casos en los que el paciente sufre de eyaculación retrógrada, la solución puede pasar desde la ingesta de medicamentos concretos hasta la cirugía.

En casos en que la causa de infertilidad masculina es leve, la inseminación artificial u otras técnicas de reproducción asistida serán suficientes para conseguir embarazo. En casos más complejos puede ser necesaria una técnica más compleja de micromanipulación llamada inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). Puedes leer más sobre estas técnicas en nuestros artículos Inseminación Artificial (IA) e Inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

Si el hombre carece totalmente de espermatozoides en el semen (Azoospermia) o no eyacula hacia el exterior (Aspermia), se pueden recuperar los espermatozoides directamente de los testículos mediante una punción e inyectarlo directamente en el útero de la mujer en el momento de la ovulación.

Artículos relacionados con Infertilidad masculina

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.