Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI)

La inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) es una técnica de repdocucción asistida que consiste en inyectar un solo espermatozoide directamente en un óvulo maduro para fertilizarlo. Una vez el óvulo ha sido fertilizado, se deja madurar durante tres días en la incubadora para que se forme el embrión y posteriormente se transfiere al útero de la mujer con el fin de que este se implante de manera satisfactoria.

Fecundación in Vitro (FIV)

A efectos prácticos, la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) es una fecundación in vitro (FIV) que se practica a parejas en las que la calidad del esperma del varón no es suficientemente buena como para poder asegurar la fertilización en una placa de petri, aunque en la actualidad, muchas clínicas de fertilidad optan por este tratamiento independientemente de la calidad del esperma del varón.

¿Cómo se realiza la inyección intracitoplasmática de espermatozoides - ICSI?

Los pasos que riequiere la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) son los mismos que para una fecundación in vitro, pero con una diferencia en el paso de la fecundación:

  1. Estimulación ovárica: Se suministran unos fármacos a la mujer para controlar el momento exacto de la ovulación y el aumentar el número de óvulos que madurarán.
  2. Extracción de ovocitos: Mediante un proceso quirúrgico sencillo y anestesia local, se aspiran uno o más óvulos sanos de los ovarios de la mujer.
  3. Fecundación: En el laboratorio, se inyecta directamente un único espermatozoide en un óvulo mediante la utilización de una aguja microscopica y de punta hueca.
  4. Cultivo de embriones: Se deja madurar el óvulo fecundado durante un periodo de unos tres días, momento en el cual el embrión pasa a tener aproximadamente 4 células.
  5. Transferencia de embriones: Se transfieren uno o más embriones al útero de la mujer con el fin de que, al menos uno, se implante de manera satisfactoria.

Puedes leer más detalladamente los pasos de una Fecundación in Vitro en nuestro artículo Fecundación in Vitro (FIV).

¿Cuándo es recomendable una ICSI?

La ICSI es recomendable para parejas en las que hay indicios de que la fertilización sin ayuda va a ser difícil de conseguir. Generalmente, esto sucede cuando esperma del hombre no tiene una calidad suficientemente buena.

Los factores de infertilidad masculina pueden incluir:

  • Recuento bajo de espermatozoides
  • Astenozoospermia o astenospermia, es decir, poca movilidad de los espermatozoides o con trayectoria no rectilínea.
  • Espermatozoides con poca capacidad de romper la membrana del óvulo
  • Azoospermia, es decir, el esperma del hombre no contiene espermatozoides. Lee más en nuestro artículo Azoospermia.

También se suele recomendar una ICSI en los siguientes casos:

  • Intentos previos fallidos de fecundación in vitro (FIV) o con una tasa de fertilización anormalmente baja
  • El varón ha sido sometido a una vasectomía y el esperma se ha recogido de los testículos o el epidídimo
  • El varón tiene problemas para tener una erección y/o eyacular de manera natural por, por ejemplo, lesiones en la médula espinal o diabetes entre otros trastornos.

Ventajas de una ICSI

La principal ventaja de una ICSI es que se trata de un procedimiento que elimina de manera efectiva la infertilidad masculina al no ser necesario más que un único espermatozoide sano para fecundar un óvulo. Aunque conseguir la fertilización en laboratorio no es una garantia de que se vaya a conseguir un embarazo, aumenta enormemente las probabilidades éxito.

Las ventajas de una ICSI no aplican simplemente como tratamiento para la infertilidad masculina, sino que también permiten que una persona a la que se le ha aplicado una vasectomía irreversible pueda concebir.

Desventajas de una ICSI

Mediante esta técnica, se anula completamente el método de selección natural en el que únicamente el será capaz de fecundar el óvulo el espermatozoide que tenga mejor material genético. La supresión de este método natural de selección puede conllevar un mayor riesgo de defectos congénitos así como un mayor riesgo de aborto involuntario.

Al ser una técnica relativamente nueva (se empezó a utilizar en 1992) se desconocen posibles efectos concluyentes en el varón en su edad adulta, por ejemplo, la fertilidad de un varón concebido mediante ICSI.

¿Cómo se recuperan los espermatozoides en una ICSI?

ICSI - Extracción de espermatozoides

Para hombres con un recuento bajo de espermatozoides o espermatozoides con poca movilidad, el esperma puede ser recolectado a través de una eyaculación normal. Posteriormente, en el laboratorio se hará una limpieza del semen para quedarse los espermatozoides de mayor calidad.

Cuando el hombre se ha sometido previamente a una vasectomía, se suele optar por la reversión de la vasectomía mediante una técnica microquirúrgica para, de este modo, poder recoger el esperma a través de una eyaculación normal.

Si la reversión de la vasectomía no es posible, se puede optar por la aspiración de esperma mediante la punción de los testículos con una aguja. Esta extracción permite a los médicos disponer de un número adecuado de espermatozoides para poder llevar a cabo una inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). La aspiración con aguja es un procedimiento simple en el que se emplea un anestésico para evitar molestias, aunque puede aparecer alguna molestia o hinchazón en la zona cuando pasa el efecto de la anestesia.

¿Cuánto tiempo dura una ICSI?

El ciclo completo del tratamiento por inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) tarda entre cuatro y seis semanas en completarse. La clínica requerirá a la pareja que se presente en la consulta un día para proceder a la extracción de los óvulos de la mujer y el esperma del hombre. Entre tres y seis días más tarde, dependiendo de cuanto tiempo decide la clínica que debe dejar madurar los embriones, deberá volver a que se realice la implantación de los embriones.

¿Cuáles son las probabilidades de éxito con una ICSI?

La inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) tiene unas tasas de éxito muy similares a las de una fertilización in vitro (FIV), tanto es así, que no se presentan por separado.

También hay que tener en cuenta que, la fertilidad femenina disminuye con la edad, por ese motivo, si se están utilizando óvulos propios, las probabilidades de éxito de una ICSI serán mayores cuanto más joven sea la mujer.

Los porcentajes de éxito son:

  • 32,2% para mujeres menores de 35 años
  • 27,7% para mujeres de edades comprendidas entre 35 a 37
  • 20,8% para mujeres de edades comprendidas entre 38 a 39
  • 13,6% para mujeres de edades comprendidas entre 40 a 42
  • 5,0% para mujeres de edades comprendidas entre 43 a 44
  • 1,9% para mujeres de 45 años o más

Riesgos de una inyección intracitoplasmática de espermatozoides - ICSI

Según un estudio publidaco en la revista New England Journal of Medicine llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Adelaida y científicos del Instituto Robinson de esta institución, determinó que el nacimiento de bebés concebidos a partir de inseminación artificial, y en particular de inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), tiene un mayor riesgo de que aparezcan defectos congénitos.

La probabilidad de que un bebé nazca con defectos congénitos en un embarazo natural es de aproximadamente el 5,8%, en una fecundación in vitro es del 7,2%, del 8,2% en reproducción asistida y en bebes nacidos a partir de una ICSI aumenta hasta el 9,9%.

Los riesgos a los que, hasta ahora, se han asociado a una ICSI son:

  • Ciertos defectos genéticos y de desarrollo en un porcentaje muy pequeño de los niños nacidos mediante este tratamiento, sin embargo, no se ha podido determinar si los problemas están directamente relacionados con la ICSI o por la infertilidad subyacente.
  • La posibilidad de que un niño concebido como resultado de una ICSI pueda heredar la infertilidad de su padre.
  • Un mayor riesgo de aborto involuntario al utilizar esperma que, de manera natural, podría no haber fertilizado el óvulo.
  • Un conteo bajo de espermatozoides causado por problemas genéticos podría ser transmitido a un hijo varón.

Artículos relacionados con Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.