Síndrome del ovario poliquístico (SOP)

El síndrome de ovario poliquístico (también conocido por sus siglas SOP) es un trastorno del sistema endocrino común entre las mujeres en edad reproductiva. Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico pueden tener ovarios agrandados que contienen pequeños coágulos de fluidos, llamados folículos, ubicadas en uno o los dos ovarios y esto se puede detectar a través de una ecografía transvaginal.

Síndrome del ovario poliquístico (SOP)

Es habitual, que las mujeres que sufren síndrome de ovario poliquístico presenten períodos menstruales poco frecuentes o prolongados, crecimiento excesivo de vello, acné y/o obesidad. En los adolescentes, una menstruación poco frecuente o ausente puede indicar que se padece síndrome de ovario poliquístico.

A día de hoy, se desconoce exactamente porqué algunas mujeres desarrollan síndrome de ovario poliquístico. El diagnóstico precoz y el tratamiento junto con la pérdida de peso puede reducir el riesgo de complicaciones a largo plazo, como la diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón.

Síntomas del síndrome de ovario poliquístico

Los síntomas que aparecen en una mujer con síndrome de ovario poliquístico suelen comenzar poco después del primer período menstrual (menarquia). En algunos casos, el síndrome de ovario poliquístico se desarrolla más tarde, durante los años reproductivos, por ejemplo, como respuesta a un aumento de peso sustancial.

El SOP tiene muchos síntomas que tanto tú como tu médico podéis detectar. Cabe remarcar que estos síntomas pueden empeorar con la obesidad y que, cada mujer tiene sus particularidades que pueden hacer que el síndrome de ovario poliquístico le afecte de manera diferente a otra.

Para ser diagnosticada de síndrome de ovario poliquístico, tu médico buscará al menos dos de los siguientes síntomas:

  • Tus períodos son irregulares o muy irregulares. Esta es la característica más común. Los ejemplos incluyen intervalos menstruales de más de 35 días, menos de ocho ciclos menstruales al año, no menstruar durante cuatro meses o más y períodos que pueden ser escasos o muy abundantes.
  • Exceso de andrógenos. Los niveles elevados de hormonas masculinas (andrógenos) pueden evolucionar en signos físicos como el exceso de vello facial y/o corporal (hirsutismo), acné adulto o acné adolescente severo y calvicie (alopecia androgénica).
  • Ovarios poliquísticos. Los ovarios poliquísticos se agrandan y contienen numerosos pequeños sacos llenos de líquido que rodean a los óvulos.

Cuándo consultar a un médico

Consulta a tu médico si tienes períodos menstruales irregulares, si estás experimentando infertilidad o si tienes signos de exceso de andrógenos como el crecimiento del vello y acné adulto o severo.

Causas del síndrome de ovario poliquístico

Los médicos no saben exactamente la causa del síndrome de ovario poliquístico, pero sí se sabe que los siguientes factores pueden jugar un papel importante:

  • Exceso de insulina. La insulina es la hormona producida en el páncreas que permite que las células metabolícen el azúcar (glucosa). Si tienes resistencia a la insulina, tu capacidad para utilizar la insulina de manera eficaz está deteriorada, el páncreas tiene que generar más insulina de lo habitual para que las células puedan metabolizar la glucosa de manera correcta. El exceso de insulina puede afectar a los ovarios mediante el aumento de la producción de andrógenos, lo que puede interferir con la capacidad de los ovarios para ovular.
  • Inflamación de bajo grado. Los glóbulos blancos presentes en la sangre de tu cuerpo tienen la función de combatir las infecciónes del cuerpo y la respuesta de que están actuando es en forma de inflamación. Investigaciones recientes han demostrado que las mujeres con síndrome de ovario poliquístico tienen inflamación de bajo grado y que este tipo de inflamación de bajo grado estimula los ovarios poliquísticos a que produzcan andrógenos.
  • Herencia. Si tu madre o hermana tiene síndrome de ovario poliquístico podrías tener una mayor disposición a tener SOP también. Los investigadores también están estudiando la posibilidad de que ciertos genes están relacionados con el SOP.

Complicaciones del síndrome de ovario poliquístico

Tener síndrome de ovario poliquístico puede hacer que tengas más probabilidad de sufrir algunas de las siguientes condiciones, especialmente si estás obesa:

  • Diabetes de tipo 2
  • Hipertensión
  • Colesterol y anomalías en los lípidos como los triglicéridos elevados o bajos de lipoproteínas de alta densidad (HDL), el colesterol "bueno"
  • Síndrome metabólico. Conjunto de signos y síntomas que indican un aumento significativo del riesgo de enfermedad cardiovascular
  • Esteatohepatitis no alcohólica. Inflamación grave del hígado causada por la acumulación de grasas en él
  • Esterilidad
  • Apnea del sueño
  • Depresión y ansiedad
  • Sangrado uterino anormal
  • Cáncer del revestimiento del útero (cáncer de endometrio) causado por la exposición a altos niveles continuos de estrógeno
  • Diabetes gestacional o hipertensión inducida por el embarazo

Pruebas y diagnóstico del síndrome de ovario poliquístico

No hay prueba específica para diagnosticar definitivamente el síndrome de ovario poliquístico. El diagnóstico es de exclusión, lo que significa que su médico considerará todos tus signos y síntomas y luego descarta otros trastornos posibles.

Durante este proceso, tú y tu médico hablaréis sobre tu historial médico, incluyendo tus períodos menstruales, cambios de peso y otros síntomas. Tu médico también puede realizar ciertas pruebas y exámenes como:

  • Examen físico. Durante el examen físico, tu médico tomará nota de varias piezas clave de información, puede que incluso tu altura, peso y presión arterial.
  • Examen pélvico. Durante un examen pélvico, el médico inspecciona visualmente y manualmente tus órganos reproductivos para detectar signos de masas, crecimientos u otras anomalías.
  • Análisis de sangre. Puede que tu médico solicite un análisis de sangre para medir los niveles de varias hormonas y excluir así posibles causas de alteraciones menstruales o exceso de andrógenos. Un análisis de sangre en ayunas adicional puede ser requerido para comprobar el colesterol y los niveles de triglicéridos así como una prueba de tolerancia a la glucosa, en la que los niveles de glucosa son medidos en ayunas y después de beber una bebida que contiene glucosa.
  • Ecografía transvaginal. Un examen de ultrasonido puede mostrar la apariencia de tus ovarios y el espesor del revestimiento del útero. Durante la prueba, el médico te pedirá que te recuestes en una mesa de pruebas e introducirá en la vagina un instrumento de ultrasonidos (transductor). El transductor emite ondas sonoras inaudibles que se traducen en imágenes en una pantalla de ordenador.

Tratamientos para el síndrome de ovario poliquístico

Síndrome del ovario poliquístico (SOP)

Los tratamientos para el síndrome de ovario poliquístico se orientan en función de el síntoma que se quiera tratar. Por ejemplo, si tu preocupación es que quieres quedar embarazada, realizará una serie de tratamientos muy diferentes a si tu problema es que quieres reducir de peso o acabar con el acné.

Como primer paso, el médico puede recomendar la pérdida de peso a través de una dieta baja en calorías combinada con actividades moderadas de ejercicio. Incluso una modesta reducción en tu peso del 5% podría mejorar tu problema.

Además de la perdida de peso, tu médico podría recetar una medicación en función del síntoma que quieres tratar:

  • Regular el ciclo menstrual: Para regular tu ciclo menstrual, el médico puede recomendar la combinación de píldoras anticonceptivas que contienen estrógeno y progestina. Estas píldoras anticonceptivas disminuyen la producción de andrógenos y dejan los ovarios en reposo con lo cual queda protegido de los niveles continuos de estrógeno. Con esa medida se reduce el riesgo de padecer cáncer de endometrio y además de que se corrigen los ciclos irregulares. Como alternativa a las pastillas anticonceptivas, es posible usar un parche cutáneo o anillo vaginal que contiene una combinación de estrógeno y progestina. Como consecuencia de esto, y como es evidente, durante el tiempo que tomes esta medicación, no serás capaz de concebir.
  • Si las píldoras anticonceptivas no están indicadas en tu caso concreto, por ejemplo, porque quieres quedar embarazada, tu médico podría recetarte progesterona de 10 a 14 días cada uno o dos meses. Este tipo de terapia de progesterona regulará tus períodos y también ofrece protección contra el cáncer de endometrio, sin embargo, no mejora los niveles de andrógenos y no previene el embarazo.

    Tu médico puede también prescribir metformina (Glucophage, Fortamet entre otros), un medicamento oral para la diabetes tipo 2 que mejora la resistencia a la insulina y reduce los niveles de insulina. Este medicamento puede ayudar con la ovulación y resultar en ciclos menstruales regulares. La metformina también retarda la progresión de la diabetes tipo 2 si ya tiene prediabetes y ayuda a la pérdida de peso en caso de que además sigas una dieta y un programa de ejercicios.

  • Ayudarte a ovular: Si estás tratando de quedar embarazada, es posible que necesites un medicamento para ayudarte a ovular. El Clomifeno (Clomid, Serophene) es un medicamento anti-estrógeno oral que se toma en la primera parte de tu ciclo menstrual. Si el clomifeno solo no es eficaz, el médico puede añadir metformina para ayudar a inducir a la ovulación.

    Si no quedas embarazada usando clomifeno y metformina, el médico puede recomendarte el uso de gonadotropinas, que es una hormona folículoestimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH) medicamentos que se administran mediante inyección. Otro medicamento que su médico podría hacer que usted probara es letrozol (Femara) que te ayudará con la ovulación cuando otros medicamentos fallan.

    Es importante que sea tu médico quien prescriba cualquier medicación para ayudar a tu ciclo menstrual, ya que un uso incorrecto de estos medicamentos puede poner en riesgo tu vida así como derivar en problemas futuros.

  • Reducir el crecimiento excesivo de vello: Es posible que tu médico te recomiende pastillas anticonceptivas para disminuir la producción de andrógenos u otra medicación llamada espironolactona (Aldactone) que bloquea los efectos de los andrógenos en la piel. Debido a que el espironolactona puede causar malformaciones en el feto, se requiere de un método anticonceptivo eficaz cuando se utiliza este medicamento y está especialmente contraindicado si estás buscando embarazado. La eflornitina (Vaniqa) es otra posible medicación ya que desacelera el crecimiento del vello facial en las mujeres.

Preparación para la visita con el médico

Para detectar el síndrome de ovario poliquístico, es posible que primero consultes a tu médico de cabecera, sin embargo, rápidamente serás derivado a un médico especialista en enfermedades que afectan el sistema reproductivo femenino (ginecólogo) y especialista en trastornos hormonales (endocrinólogo) o uno especialista en el tratamientos de infertilidad (endocrinólogo reproductivo).

Para preparar tu primera visita con el médico es recomendable que:

  • Anotes los síntomas que estás experimentando. Incluye todos los síntomas, incluso si no crees que esté relacionado.
  • Haz una lista de los medicamentos, vitaminas y suplementos dietéticos que estes tomando. Anota las dosis y la frecuencia con que los tomas.
  • Pide a tu pareja, un familiar o un amigo cercano que te acompañe si es posible. Es probable que en la primera visita recibas mucha información que será más fácil procesar entre dos.
  • Piense previamente en las dudas que tienes y llévalas apuntadas para comentarlas con tu médico.

Algunas preguntas básicas para hacer relacionadas con el síndrome de ovario poliquístico son:

  • ¿Qué tipos de pruebas podría necesitar?
  • ¿Cómo afecta esta condición a mi capacidad de quedar embarazada?
  • ¿Qué medicamentos pueden mejorar mis síntomas o mi capacidad para concebir?
  • Si tengo otras condiciones médicas ¿cómo interactuan con el síndrome de ovario poliquístico?
  • ¿Qué efectos secundarios puedo esperar del uso de la medicación?
  • ¿Qué tratamiento recomienda para mi situación concreta?
  • ¿Cuáles son las implicaciones para la salud a largo plazo del síndrome de ovario poliquístico?
  • ¿Tiene folletos u otro material impreso que puedo llevar conmigo?

No dude en preguntar a su médico que le repita algún punto que no ha entendido correctamente o en solicitar una segunda visita para aclarar puntos en los que te hayan quedado dudas.

¿Qué preguntas te hará el médico?

Algunas de las preguntas que te podría hacer tu médico ser:

  • ¿Qué síntomas está experimentando?
  • ¿Cuándo comenzaron esos síntomas?
  • ¿Ha tenido síntomas desde que empezaste a tener períodos?
  • ¿Con qué frecuencia usted experimenta estos síntomas?
  • ¿Cuánto tiempo ha estado experimentando los síntomas?
  • ¿Cómo de grave son los síntomas?
  • ¿Cuándo fue su último período?
  • ¿Ha ganado peso desde que empezaste a tener períodos? ¿Cuánto peso ha ganado?
  • ¿Hay algo que mejore sus síntomas?
  • ¿Hay algo que empeore sus síntomas?
  • ¿Estás tratando de quedar embarazada o desea quedarse embarazada?
  • ¿Tiene antecedentes familiares de síndrome de ovario poliquístico?

Artículos relacionados con Síndrome del ovario poliquístico (SOP)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.